domingo, 12 de mayo de 2013

XXXV Carrera Popular Toledo - Polígono

17 de junio de 2012. Son las 10:00 de la mañana. Una mañana calurosa, con más de 30 grados en el momento del pistoletazo de salida que tuvo lugar frente al Paseo de Merchán. Con mi habitual mal dormir de la noche anterior, decido finalmente acudir a la cita, aunque no en mi mejor estado físico posible. Este año se estrenaba recorrido debido a las obras en la calle Gerarldo Lobo, haciéndolo más duro si cabe.

Pronto en la primera rampa, en la subida que une los puentes de Azarquiel y Alcántara, en la conocida como ronda de Juanelo, empiezo a notar una debilidad en las piernas que aunque previsible, no era habitual que apareciese tan temprano. Los siguientes mil metros, por el Paseo de la Rosa, con terreno favorable, se agradecerían, hasta llegar a la subida del cerro Gurugú, donde empezaba a verse gente que prefería subir caminando, aprovechando el punto de avituallamiento de agua (caliente por cierto) que había justo al iniciarse la subida.

Enlazando ya con el barrio del Polígono, comenzaba la interminable recta de casi 6 kilómetros, con la dificultad añadida de ser toda ella un falso llano que hace que no avances todo lo que deberías, divisándose a lo lejos el centro comercial Fusión y Luz del Tajo, y muy muy pequeñitas y mucho más lejos al fondo, las dos torres situadas junto a la pista de atletismo de este barrio hacían presagiar el fin de la travesía por este desierto de asfalto que había que atravesar, entre un sin fin de rotondas en medio. Compartí unos cuantos kilómetros con Carlos.


Una novedad es que al llegar a la pista de atletismo, este año no había que completar una vuelta completa para llegar a los 10.000 metros, debido al cambio de recorrido del inicio, lo cual fue sin duda una grata sorpresa. Aproveché para exprimir la escasa energía que me había reservado para esa supuesta vuelta a la pista, y eché un esprint de 150 metros que me valió para adelantar a un hombrecito que venía viendo delante mía desde hacía más de veinte minutos. Al final, entrada en meta con las fuerzas muy justas con todo el solano apretando con rabia. Menos mal que esperaban unas cervecitas que la organización tenía preparada para los participantes.

El tiempo, lo de menos en una jornada con tanto calor y con un recorrido tan duro de continua subida en falso llano, fue finalmente de 48'51'' para Paco Minaya, bajando no obstante un par de minutos el tiempo del año pasado. Al poco entraba Paco Tobar con un buen tiempo de 51'02''. Tras un rato estirando y bebiendo litros y litros de todo lo bebible que pillabamos buscando algún resquicio de sombra, hacía su entrada la por ahora única integrante femenina de Los Lentos, Vanesa S.G., con un tiempo de 1h03'00'', entrando todavía bastantes corredores después.


Aquí está el recorrido: http://connect.garmin.com/activity/189797733

 Paco M.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada